Denunciamos el asesinato sistemático en la frontera sur

publicado en: Actualidad, Destacados | 0

Desde la Red de ONGD de Madrid nos sumamos al manifiesto que condena el asesinato sistemático en la frontera sur.

 

 

Ante el asesinato en las playa de Akhfennir donde una mujer ha fallecido por un disparo en el pecho, por parte de las fuerzas policiales marroquíes en la nueva línea de trabajo de  externalización de fronteras de Europa y España.

Este lunes 12 de septiembre, al menos una mujer joven de África Occidental murió como consecuencia de las heridas provocadas por disparos de bala en el pecho. Asesinada por la policía marroquí y por las políticas de externalización de fronteras de la UE. Así lo anunciaba la activista de Caminando Fronteras Helena Maleno, a lo cual desde AMDH Nador añadían la muerte de un hombre marroquí.

Según cuentan las personas presentes, las autoridades marroquíes abrieron fuego contra un grupo de 35 personas que intentaban embarcar en una patera para cruzar a España, ante la falta de vías legales y seguras para migrar.

La violencia policial ejercida por las autoridades marroquíes ha dejado más personas heridas que han sido trasladadas al hospital, entre ellas tres jóvenes marroquíes en estado muy grave tras recibir un disparo en la espalda, según señala en un comunicado Caminando Fronteras. Además, dos jóvenes fueron atropellados por un coche mientras intentaban huir de los disparos.

La operación de control migratorio tuvo lugar en la costa entre Akfhennir y Tarfaya y es una muestra más del hostigamiento creciente hacia las personas migrantes que se concentran en las playas del sur de Marruecos con esperanza y derecho de conseguir una vida digna al otro lado.

Estos hechos demuestran que, tras la masacre de Melilla el 24J, el uso de la violencia por parte de la policía marroquí está aceptado y amparado por las funciones de “guardianes de las fronteras” que le confieren los estados europeos y español.

Hasta la fecha el ministro del Interior, Grande Marlaska, sigue sin dar explicaciones del operativo que acabó con la vida de al menos de 45 personas y que el presidente del Gobierno, Pedro Sanchez, calificó de “bien resuelto”.

No son muertes, son asesinatos.

Por todo lo expuesto, las organizaciones firmantes expresamos:

  • Nuestro *absoluto rechazo* a lo ocurrido este lunes en las playas de Akhfennir (Marruecos).
  • El empleo de armas de fuego frente a población civil no armada evidencia una vez más el incremento exponencial del uso la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad estatales en sus actuaciones en territorio fronterizo, considerándose a las personas migrantes como una amenaza en vez de como sujetos de cuidado y derecho.
  • La ausencia de mecanismos de control y supervisión de las actuaciones policiales perpetúa la impunidad del uso de la fuerza contra las comunidades en movimiento, negando a las víctimas su derecho a la reparación frente a los daños sufridos y contribuyendo a su desprotección frente a ataques contra su integridad física, moral y psicológica.
  • La externalización del control de las fronteras por parte de la Unión Europea y del Estado español al Reino de Marruecos, recientemente refrendada con la asignación de una partida de 500 millones de euros del presupuesto comunitario (un incremento del 44,5% respecto al ejercicio anterior), continúa agravando la situación de extrema vulnerabilidad en la que se encuentran las personas migrantes en estos territorios y vulnerando de forma sistemática el derecho fundamental a la vida.

Las declaraciones y explicaciones posteriores a la masacre de Melilla por parte de las autoridades españolas, no hacen sinó refrendar y avalar el uso de la fuerza con el fin de impedir, como sea, la llegada de personas al territorio español. Amparando el uso de las armas como en este caso.

Además el PSOE ha tumbado la posibilidad de  comisión de investigación en el parlamento español a pesar de la presión de sus socios de gobierno y parte de sus socios de investidura. Es por ello que pensamos que la masacre del 24 Junio en la valla y estos asesinatos en la playa no son hechos aislados sino el nuevo modus operandi coincidiendo con el cambio de paradigma creado por el plan de seguridad de la OTAN., en su proyecto de La Europa Fortaleza.

No aceptamos el asesinato indiscriminado y sistemático de personas en nombre de nuestra seguridad como resultado de la externalización de las fronteras españolas.

No aceptamos que con nuestros impuestos, el gobierno español pague al gobierno de Marruecos para perpetrar las necro políticas negro fóbicas que justifican este constante derramamiento de sangre.

No vamos a permitir que las nuevas políticas migratorias de nuestro país y país vecino se basen en el asesinato de seres humanos de manera sistemática e impune.

Las asociaciones firmantes denunciamos:

Se practiquen políticas racistas y discriminatorias en frontera y territorio europeo contra seres humanos que huyen de guerras, expolio, explotación y otras causas de desplazamiento forzado…

Se vuelquen ingentes cantidades de dinero público al control y externalización de las fronteras a países que vulneran de manera sistemática innumerables derechos humanos, sin ningún tipo de control ni transparencia ni en el uso del presupuesto ni en la ejecución de las acciones de control.

El uso de la violencia por parte de la Guardia Marroquí en su función de control de fronteras y su consentimiento por parte del Gobierno español, como financiador e impulsor de esta misión de control.

Que sigan asesinado con total impunidad.

Las fronteras*se han convertido en trincheras de guerra donde cualquier acción está permitida en pro de la política de control fronterizo.

Denunciamos las vulneraciones de DDHH constantes y el quebrantamiento del marco normativo internacional de manera impune y sistemática.

Y exigimos:

La investigación independiente que esclarezca las muertes ocurridas el 24 de junio y de este nuevo asesinato/s.

La identificación y repatriación de las víctimas mortales, con información a sus familias, y la reparación de los daños sufridos por las personas heridas.

La indemnización económica a los familiares de las Víctimas.

El fin de las redadas y el hostigamiento a las personas que se concentran en Marruecos con el fin de poder buscar una vida digna en Europa.

La finalización de las devoluciones en caliente y la derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana que las legalizó.

La protección de los Derechos Humanos en la Frontera Sur, respetando los acuerdos internacionales, especialmente el Estatuto de las Personas Refugiadas, y atendiendo a la particular vulnerabilidad de las niñas, niños, adolescentes y las mujeres.

El establecimiento de vías legales y seguras y la derogación de la Ley de Extranjería.

Exigimos la dimisión del Ministro del Interior Fernando Grande Marlaska por todos los hechos citados y las declaraciones de corrección en la actuación de Marruecos respecto a los hechos citados tanto en esta ocasión como tras la masacre del 24 de Junio en la valla de Melilla.

Comparte